La Rexcelencia

ABC13DE6-F9FE-4EA9-8C97-8D4DD7133B16Si queremos ser uno de los principales actores en la industria de la Logística, tenemos que ofrecer un servicio completo a nuestros clientes.

Una organización como REX AMERICA, no puede estar ausente ni mostrarse débil en ningún sector y de ahí que su presencia debe ser siempre “fuerte, notable y ejemplar”.

Hacerlo bien no es suficiente y por eso asumimos el compromiso de dar “la milla extra” en todas nuestras actividades. De esa manera, nos distinguimos siempre por dar un servicio extraordinario. Un servicio “Rexcelente”.

La “Rexcelencia” es un estado de desarrollo humano en REX que requiere de personas especiales. Gente que conoce profundamente el mercado, el servicio y al cliente porque, solamente de esa manera podrá dar asistencia y asesoría valiosa y oportuna.

Para ser una persona “Rexcelente” hay que entender verdaderamente el ambiente en el que nos desarrollamos como miembros de la sociedad, como profesionales y como funcionarios de las empresas del Grupo REX AMERICA.

Esto significa, saber quién es cada cual, qué hace, cuándo y cómo acudir por asistencia y qué relaciones agregar y desarrollar a nuestra red de apoyo interna y externa.

Una persona “Rexcelente” es alguien que sabe entender el mercado y tiene un buen criterio a la hora de diagnosticar el estado de situación para trazar y promover una estrategia ganadora.

Esto exige mucho más que estudiar el entorno. Exige percepción intuitiva, que es la clave para cerrar negocios y posteriormente, el enfoque y la energía para procurar que se cumplan los compromisos que facilitaron el acuerdo con el cliente.

Quien entiende verdaderamente el sector o la industria en la que se desarrolla el cliente y qué es importante en su mundo, es alguien que propicia que éste sienta la confianza que le permita manifestar cuales son sus verdaderas preocupaciones y necesidades de manera que se le pueda asesorar y atender con acierto

“Rexcelencia” es también saber trabajar con especialistas y entender cuándo es oportuno que sea otro el llamado a dirigir.

Una persona “Rexcelente” delega en quien debe, cuando debe y no cuando quiere !!

A la persona “Rexcelente” no le preocupa fallar. Se ocupa constantemente de crear oportunidades y las aprovecha cuando se manifiestan. Intentarlo no es garantía de acierto pero no intentarlo pudiendo, es garantía de fracaso. De la semilla del error, en el peor de los casos cosechamos experiencia y carácter.

Ya sea de palabra, obra u omisión, la estupidez, negligencia y la falta de interés, son comportamientos inexcusables. y más temprano que tarde esas actitudes marcan y expulsan a la gente “indeseable” de la industria. Una persona “Rexcelente”, sabe que es tan dañino quien se comporta de esa manera, como quien lo tolera.

Rendirse es de mediocres, no ganar porque el contrincante pudo hacerlo mejor o no participar del todo cuando tiene sentido, es honorable siempre que estemos seguros que dimos todo lo que teníamos, con inteligencia y con pasión.

Si algo tenemos como una constante, es que en ésta industria, se reciben golpes más contundentes que en otras. Una persona “Rexcelente”, NO se desanima con facilidad.

El equipo que triunfa, se conforma de gente que se levanta de inmediato y que entiende que detrás de cada desacierto, siempre hay una nueva oportunidad y detrás de cada logro, siempre habrá un nuevo reto.

La cartera de clientes, independientemente del nivel de relación, siempre hará las cosas competitivamente.

Para ser “Rexcelente” se necesita de cierta agresividad y mucha asertividad. Nadie nos puede intimidar cuando somos los expertos y sabemos que tenemos la razón.

Aun así, muchas veces, los clientes nos sacarán información o ideas nuevas y luego, cerrarán el trato con otro. Esa es la naturaleza del negocio y no debe tomarse personal.

Buscaremos el éxito por medio de la “Rexcelencia” y pase lo que pase, sabremos que estaremos donde debemos estar, no porque lo hayamos hecho bien sino porque lo hicimos “Rexcelente”.

2318CD3A-76D8-490E-B7E4-6FA07AF67B96Los invito a participar de esta aventura de vida. Los invito a formar parte de ésta comunidad de profesionales comprometidos con la “Rexcelencia”. Desde aquí haremos cosas impresionantes y acumularemos logros más allá de lo que nunca hayamos imaginado.

Sinceramente,

Alvaro M. Alpízar Antillón

22 de octubre del 2010

3 Comments

  1. Muy interesante artículo, creó que si todos nos diéramos la tarea en querer ser los mejores en nuestro campo, iniciaríamos el camino hacia la excelencia y al éxito que este dependerá de las metas que se proponga cada quien.

    Por ello es hora de cambiar el chip de las personas, los colaboradores, es hora dejar pensar en hacer lo que siempre se hace o se ha hecho, es hora de aprender de los errores, es hora de ser humilde para aceptarlos, es hora de pensar en lo que hay ahora, vivir y entender el presente es muy importante para saber como estar preparados para el futuro, solo con esta mentalidad podremos estar uno o unos pasos adelanté de la competencia en beneficio nuestro y de nuestros clientes.

    Me alegro que la cabeza de una gran corporación tenga esa gran visión de negocios de la Rexcelencia.

    Me gusta

  2. ” Una persona “Rexcelente”, NO se desanima con facilidad.

    El equipo que triunfa, se conforma de gente que se levanta de inmediato y que entiende que detrás de cada desacierto, siempre hay una nueva oportunidad y detrás de cada logro, siempre habrá un nuevo reto.”

    Me encanto este fragmento, más que palabras de aliento es un reto y mucho más un compromiso que se firma en el momento de ser parte de una organización con una mentalidad no conformista, que va dirigida a aquellos que quieren algo más, positivos y optimistas, con claro entendimiento que si no logramos esto hoy,cambiemos la fórmula pero nunca el objetivo, nos lleva de ser “excelentes”, a ser “Rexcelente” que es nuestro sentido de pertenencia e identidad.

    Me gusta

  3. Una persona “Rexcelente”, NO se desanima con facilidad.

    El equipo que triunfa, se conforma de gente que se levanta de inmediato y que entiende que detrás de cada desacierto, siempre hay una nueva oportunidad y detrás de cada logro, siempre habrá un nuevo reto.

    Me encanto este fragmento, definitivamente es un reto o un compromiso que firma cada colaborador con una organización de mentalidad no conformista, diseñada para gente optimista y positiva, para gente que quiere algo más, donde nos define que el equivocarnos de alguna forma nos desafía a cambiar al formula más nunca el objetivo, nos lleva de ser personas “excelentes” a ser personas “Rexcelentes” con mayor propiedad e identidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s